“Las Deudas”

Resultado de imagen para deudas

Wendy Doñan

En la vida diaria tenemos gastos planificados, imprevisto e inversiones, y en algunos otros casos gastos para los “gustitos” y se nos hace necesario contar con dinero adicional para hacerle frente a esos gastos. La mayor parte del tiempo adquirimos deuda y muchas veces lo hacemos sin tener en cuenta si los ingresos que tenemos son suficientes para pagar las deudas presentes y futuras y en los casos de emergencias no nos da ni tiempo para analizar y cotizar todas las opciones posibles en el mercado.

 

 

 

Antes de adquirir una deuda debo estar consciente de:

  • ¿Para qué necesito endeudarme? ¿Es necesario? ¿es una emergencia o puede esperar?

  • ¿Qué tipo de deuda administraré?: Tarjeta de Crédito, Crédito Bancario, etc.

  • ¿Cuánto tiempo pasaré pagando la deuda?: Cuantos meses, años, etc.

  • ¿Frecuencia de pago?: Si el pago es mensual, quincenal, semanal, etc.

  • ¿Cuánto es el costo de la deuda?: Tasa de Interés a pagar y monto en dólares de esta tasa.

  • ¿Otras condiciones que debo considerar?: tales como comisiones, recargos, seguros, garantías, etc.

  • ¿Cuál son las facilidades que brinda la deuda? Accesibilidad para realizar el pago, período de gracia, tasa de interés bajas, entre otros;

  • Analizar con cuantas deudas cuento y que porcentaje representa de mi ingreso disponible, es decir, del ingreso después de cubrir mis gastos necesarios y obligatorios cuanto estaré dedicando a pagar deudas actuales y las nuevas que estoy considerando.

 

 

 

Considerando las preguntas anteriores y si a muchas de estas nos muestran que la deuda a adquirir no se adapta a nuestro presupuesto, lo ideal es considerar no adquirirla, pero si aun así optas por tomarla, tendrás que ajustar tu presupuesto y tu estilo de vida, porque al cabo de un corto tiempo estarías en problemas para poder pagar la deuda y de repetirse constantemente la misma situación llegaras al punto que no podrás ni cubrir los gastos básicos, ni pagar las deudas, haciendo que las deudas se vuelvan un problema porque las hemos administrado mal.

Es posible que pensemos en ese caso ¿es malo optar por endeudamiento? o incluso pensar que el endeudamiento es una forma perversa de financiamiento, solo por la mala experiencia que tuvimos. Recuerda puedes endeudarme cuando conoces tu situación financiera y conoces hasta qué punto hacerlo sin perjudicar tu situación futura.

Deja un comentario





X