“El Presupuesto como una herramienta para la Educación Financiera”

Guillermo Peñate

 

El Presupuesto, según la Real Academia Española se puede definir como una “cantidad de dinero calculado para hacer frente a los gastos generales de la vida cotidiana, de un viaje, etc.”, por lo que esta es una herramienta muy útil que podemos utilizar en nuestra vida, solo necesitamos ser un poco ordenados con nuestras finanzas. Utilizamos el presupuesto a veces sin darnos cuenta que lo estamos haciendo, pero con frases que decimos como: “me sobró de lo que llevaba”, “no me alcanzó para lo que quería”, “tuve que pedir un préstamo” o también la reconocida “este mes salí tablas”, estamos haciendo una ejecución presupuestaria.

Lo anterior porque, el presupuesto como lo definimos al inicio, es el ingreso que tenemos, que generalmente no cambia a menos que tengamos un aumento de sueldo, y que utilizamos mensualmente para pagar los gastos que realizamos, los cuales pueden cambiar y por tanto debemos estar también preparados para cubrirlos. Si somos empleados, los ingresos a recibir son los depósitos que nuestros patronos nos depositan en nuestras cuentas de ahorro. Si tenemos algún negocio, o algunas entradas extras, pues también las debemos considerar, siendo prudentes en su proyección.

Luego debemos hacer la lista de los gastos que tenemos que cubrir durante el mes: servicios básicos, alimentación, transporte, gasolina, educación de los hijos, etc…. tratando de dejar, en la manera de lo posible, alrededor de un 10% de nuestros ingresos líquidos como un ahorro, lo cual podremos ir acumulando para algún imprevisto o para la realización de alguna compra extraordinaria que quisiéramos realizar en el futuro. Con el tiempo, y al realizar mensualmente el ejercicio de su presupuesto, verán que lo irán perfeccionando, haciendo proyecciones más reales de los ingresos y gastos, lo que les resultará en que puedan ir destinando un poco más para el ahorro.

 

Resultado de imagen para el presupuesto

Deja un comentario





X